Leyes


Las leyes sobre paternidad compartida y donación de esperma
en todo el mundo son extremadamente complejas y están en constante evolución para cumplir con la variedad, cada vez mayor, de las estructuras familiares. 


Antes de comenzar la experiencia de formar una familia compartiendo la paternidad, gracias a un donante de semen o donar esperma tú mismo, ya sea a través de una clínica especializada, inseminación en casa - "casera"o mediante relación sexual, te sugerimos que consultes la ley vigente en tu país de residencia. 


Las leyes sobre los derechos y responsabilidades de los padres biológicos son diferentes dependiendo de la opción que elijas para concebir, así que debes asegurarte que se corresponda con tus expectativas:


1. El donante de semen que acude a una clínica de fertilidad no tendrá derechos legales ni responsabilidades como padre. Aunque quiera, alguien nacido por este método no puede conocer la identidad de su padre biológico. 

Existen países, como Inglaterra, Suecia, Austria, Alemania, Noruega y Finlandia, donde los hijos pueden conocer la identidad del donante al cumplir los 18 años. 

La legislación de España y Dinamarca es de las más progresistas de Europa, frente a países más restrictivos como Italia, donde está prohibida la donación de gametos. 

Por su parte, en Francia, mujeres solteras y lesbianas no pueden recibir semen de donante. Sin embargo, en Estados Unidos, por un módico precio, la mujer receptora del semen puede saber qué estudió el donante, sus notas, oír su voz, ver una foto actual y de la infancia, o, como piden a menudo las mujeres judías, saber si tiene ascendientes de su fe. 

Los donantes, a su vez, pueden elegir ser anónimos o permitir que el niño le conozca cuando sea mayor de edad. 

Single Mothers by Choice ha abierto un registro para que, con ayuda del código de donante, las madres de niños nacidos de un mismo hombre puedan contactar. 

Algunas de ellas organizan encuentros para que sus hijos conozcan a sus hermanastros. 


2. Por otra parte, si la mujer se realiza la inseminación en casa, la decisión de la patria potestad sobre el niño se basará en circunstancias individuales. La mujer deberá elegir quién desea que figure en el certificado de nacimiento como padre, el donante de semen o su pareja (si existe).


3. Si se trata de una pareja (heterosexual o lesbiana) que optan por la inseminación en casa, también existe la posibilidad de que el donante de semen consiga la patria potestad del niño. 

Sin embargo, en la mayoría de estos casos, si la mujer está casada con la pareja, de forma automática se considera al cónyuge como padre/madre. Si no existe vínculo legal entre la pareja, la mujer puede elegir quién figura en el certificado de nacimiento como padre/madre legal. 


4. Si el donante de semen acepta figurar como padre en el certificado de nacimiento del niño asume por tanto la responsabilidad parental y financiera, que también incluye el derecho del niño a la herencia del donante en caso de su fallecimiento.


5. Por ello, un acuerdo escrito entre donante y receptora es útil para solucionar futuras diferencias, sin embargo, el efecto jurídico del mismo dependerá de sus circunstancias individuales y de su contenido. Debe ser redactado con el asesoramiento de expertos y debe reflejar con claridad si su objetivo es excluir de responsabilidades al donante o establecer la relación de paternidad compartida. En ese caso, aconsejamos identificar todos los aspectos referentes a la relación con el niño: número de veces que tendrán relación a la semana y durante las vacaciones, religión, valores, país de residencia y cualquier aspecto que sea relevante para los progenitores.


A continuación te mostramos una serie de enlaces útiles sobre el panorama legal referente a las nuevas familias en algunos lugares del mundo:


AVISO IMPORTANTE: La información que te proporcionamos aquí es orientativa, y se revisó por última vez en julio de 2014, en ningún caso debes considerarla como asesoramiento legal. 

Si necesitas consejo jurídico con respecto a tu situación específica, te recomendamos que consultes a un abogado especialista en derecho de familia.

- Visita nuestro Blog y comienza a ser feliz